fbpx

Como preparar Pechugas de Pollo a la Villaroy 🍗

thumbnail

Para la preparación de las Pechugas de Pollo a la Villaroy, vamos a utilizar unos filetes de pechuga desgrasadas. Debemos cocinarlas, cubrirlas con puré de papa y empanarlas. Por último freídas hasta que queden bien doradas.

El resultado de esta receta de pechugas a la Villaroy es un filete de pollo empanado, relleno de una deliciosa salsa bechamel bien suave y cremosa, donde en cada mordisco sientes el sabor de la bechamel combinada con la carne del pollo y el crujiente del empanado. También podemos reemplazar la bechamel por puré de papa.

Sin duda es una receta que se las recomiendo mucho, porque es una receta fácil, económica y que no les va a defraudar, además está especial para disfrutar como entrada en navidad

INGREDIENTES
(para 3 personas)

  • Media pechuga de pollo, cortada en 3 filetes
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Harina
  • 1 huevo
  • Pan rallado

Para la salsa bechamel

  • 2 cucharadas soperas de harina
  • 1 cucharada sopera de manteca
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • 250 mililitros de leche (aproximadamente)
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada

.

Pollo a la Villaroy

ELABORACIÓN

Comenzamos esta receta de pollo Villaroy salpimentando las pechugas y pasándolas (vuelta y vuelta) por la plancha. Ésto lo hacemos para que el pollo, cuando esté cubierto de bechamel o puré y empanado, no se quede crudo al freírlo.

A continuación dejamos que las pechugas de pollo se enfríen, y comenzamos a preparar la salsa bechamel. Para ello ponemos la mantequilla y el aceite en un cazo o bol y, cuando ambos estén calientes, añadimos la harina, cocinándola unos minutos sin parar de remover. Seguidamente agregamos la leche, la sal y la nuez moscada, y dejamos que la bechamel espese. Queremos que esta bechamel, que luego vamos a poner sobre los filetes de pollo, nos quede espesa, pero a la vez cremosa, que no sea un engrudo. Por eso, si es necesario, mientras cocinamos la bechamel añadiremos leche hasta conseguir la textura deseada (ni muy líquida ni muy espesa).

Una vez preparada la bechamel, la apartamos del fuego y la echamos a un plato, dejando que se enfríe bien.

Ahora que la bechamel está fría y se ha espesado un poco más, comenzamos a montar las pechugas Villaroy: vamos tomando cucharadas de bechamel y las vamos poniendo sobre las pechugas de pollo, hasta que estén bien cubiertas, como vemos en la siguiente foto. Podemos ponerle puré en lugar de la bechamel.

Pollo a la Villaroy

Ponemos las pechugas con la bechamel o el puré en la heladera, durante treinta minutos o una hora, para que se enfríe bien la bechamel o puré y quede más sólida. De este modo nos resultará más fácil manipular y empanar el pollo.

Cuando haya pasado el tiempo de reposo, sacamos las pechugas cubiertas de bechamel de la heladera y las comenzamos a empanar. Para ello las pasamos por harina, teniendo cuidado de no romper la capa de bechamel o puré, y seguidamente la rebozamos bien en el huevo batido.

Pollo a la Villaroy

Ahora, del huevo las pasamos al pan rallado, dejando las pechugas de pollo bien empanadas, para que no se salga la salsa bechamel o el puré al freírlas. Si queréis, le podéis dar un doble empanado a las pechugas, pasándolas una segunda vez por huevo y pan rallado.

Pollo a la Villaroy

Por último freímos las pechugas a la Villaroy en abundante aceite de oliva (o girasol), hasta que estén bien doradas.

Una vez fritas las pasaremos a un plato, con papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite.

Pollo a la Villaroy

Por último, preparate la ensalada que mas te guste o con alguna otra guarnicón a gusto.
Y listo, a disfrutar de una comida super rica y sana.

Para deleitarte de cosas ricas como estas, visita la sección COCINA.
Por último, no olvides seguirnos en nuestras redes sociales:
Seguirnos en Twitter
Darnos Like en Facebook
Suscribirte a Youtube

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top